Brooks Launch 4 Hombre

$5.299,00

DETALLES DEL PRODUCTO:

Se sigue manteniendo prácticamente intacto el espíritu de las Brooks Launch originales pero con evoluciones significativas respecto al modelo predecesor. Quizá no son cambios revolucionarios, pero sí que se perciben claramente y, los habituales de la saga, los apreciarán mucho: redistribución de algunos refuerzos del upper, mejora de la flexibilidad y tacto de la suela y, sobre todo, reducción considerable del peso, algo que las Brooks Launch demandaban a gritos.

Las Brooks Launch 4 siguen siendo unas zapatillas mixtas que pueden desempeñar perfectamente el rol de zapatillas de entrenamiento e incluso el de zapatillas de competición para distancias medias o largas, neutras pero con mucha estabilidad, de horma amplia pero con buen ajusterodadoras a la vez que ágilesduraderas

Podríamos decir que son unas zapatillas que, cual navaja suiza, nos valen para un roto y para un descosido, cubriendo un espectro de usos muy amplio.

Brooks hizo muy bien al “resucitarlas” tras las peticiones (casi súplicas) del público y ojalá las mejoras de esta cuarta versión supongan la continuidad de la confianza por seguir apostando fuerte por este modelo tan versátil.

MEDIASUELA:

Como no podía ser de otra forma, la mediasuela de las Brooks Launch 4 se basa en el BioMoGo DNA, mezcla del BioMoGo y DNA que consigue crear un compuesto que permite cierta adaptación ante las fuerzas a las que se somete. Es decir, si vas despacito o andando con ellas, las notas más blandas que si vas a toda pastilla, impulsando con fuerza porque, en ese caso, el compuesto se vuelve algo más firme.

Este comportamiento no newtoniano ofrece interesantes ventajas de cara a elaborar la mediasuela con un único compuesto como, por ejemplo, no tener que unir varios bloques de compuestos diferentes que no siempre permite hacer transiciones homogéneas entre ellos.

En las Brooks Launch 4, la transición de la pisada es muy buena durante todo el ciclo de la pisada, con una recepción muy agradable, sobre todo si se talonea. Esto es así por la forma que tiene en el retropié y por el vaciado que hay en el centro del talón que permite que baje un poco en el momento del apoyo.

Aquí también influyen mucho las alturas, pues hablamos de 28-29 milímetros en el talón (más 5 milímetros de plantilla) que, para unas zapatillas mixtas es bastante, ya que es más bien una medida de zapatillas de entrenamiento. Sin embargo, al calzarlas no tienes la sensación de ir tan alto, es curioso.

El drop es de 10 milímetros pero, nuevamente, sorprenden y dan sensación de tener un poquito menos, más bien en el rango de los 8 milímetros con lo que se va genial con ellas de mediopié. Aquí juega a su favor la gran base que tienen y lo bien que permiten apoyar el pie. Así que, bienvenidos son tanto los talonadores como los corredores de mediopié, así da gusto.

Aunque la recepción sea agradable e incluso blanda al ir despacio, no tienen nunca mucho recorrido y, de hecho, cuando les pisas el acelerador responden bastante bien o, al menos eso dice el crono porque la verdad es que nunca transmiten sensación de velocidad extrema, seguramente por lo estables que se sienten.

El comportamiento de la mediasuela no es responsabilidad sólo del BioMoGo DNA sino que hay elementos de diseño que juegan un papel muy importante. Por ejemplo, el vaciado horizontal del talón -que prácticamente divide el talón en dos mitades (como si fuera una tarta de dos pisos)- permite que, al apoyar los bordes, el apoyo sea muy progresivo y haya un plus de compresión de la mediasuela.

También vemos un poco de subida en la cara interna y externa del arco que dan un plus de soporte sin que lo notemos intrusivo.

Además, la altura del reborde exterior (del perímetro) es mayor que la de la zona en la que apoya el pie, con lo que se crea una especie de cuna que vuelve a trabajar en pos de la estabilidad.

Por si todo esto fuera poco, la plantilla es de 5 milímetros con lo que, como he comentado, podríamos decir que estamos ante una de las zapatillas mixtas más amortiguadas que, de hecho, no tendrían nada que envidiar a unas de entrenamiento.

SUELA:

La suela de las Brooks Launch 4 es una zona que me ha dejado un sabor un tanto agridulce, no porque sea malo sino porque el fallo que tienen en superficie lisa mojada lo considero poco menos que imperdonable en unas zapatillas mixtas, que se supone que utilizas cuando vas ligerillo y, en muchas ocasiones, en competiciones y ahí no es de recibo tener que ir pensando en si va a estar mojado el suelo o no.

Quitando ese punto flaco, todo lo demás podrían ser halagos porque es una suela conmucho contacto con el suelo, flexible, que funciona muy bien en asfalto y tierra compacta, duradera, silenciosa, de tacto agradable…

El mayor cambio respecto a sus predecesoras lo vemos en el antepié ya que las ranuras de flexión son de mayor tamaño y, en lugar de tres tiras de blown rubber, ahora hay cuatro, empezando un poco antes, más cerca del arco.

Con esas ranuras tan marcadas, la flexibilidad ha mejorado bastante y es bastante buena contando con el grosor de mediasuela que hay y, con la modificación de la distribución del caucho, ahora se notan aun más agradables de tacto al correr. Es un confort impresionante el que se siente en el antepié en relación con la respuesta que es capaz de ofrecer. También se gana en silencio, un dato que puede parecer irrelevante pero, si tenemos en cuenta que, en general, un mayor ruido suele provenir de un mayor impacto, si suena menos probablemente es que recibimos menos impacto y eso repercute en un menor daño muscular (ojo, hablo muy en general, lo único que es seguro es que son bastante silenciosas, aun siendo tan anchotas).

Cuando te las calzas, la sensación es de que tienen mucha base pero, si mides los anchos, no se salen de la media lo que quiere decir que en Brooks han sido capaces de mantener unas medidas más o menos estándar, que le permiten tener una dinámica adecuada y generar esa sensación de tanto apoyo gracias a que las Brooks Launch 4 acunan un poco al pie y a que la superficie de contacto de la suela cubre mucha superficie.

Curioso que, al contrario de lo que se tiende a hacer actualmente, los rebordes de los tacos del perímetro exterior no están biselados aunque, contando con que es un diseño multitaco, posiblemente hayan visto que no es necesario para un apoyo limpio. Sí, multitaco porque, si os fijáis en detalle, las “planchas” de los tacos están muy segmentadas y de ahí viene en gran parte su buen comportamiento en tierra.

La zona trasera es clave en el comportamiento de las BrooksLaunch 4 porque permite una superficie de apoyo muy grande que le da mucha estabilidad (los talonadores fuertes la disfrutarán muchísimo) y también permite que haya un plus de amortiguación por el vaciado central y las ranuras de flexión que tiene.

No han llegado a independizar completamente ningún taco pero las ranuras son muy marcadas por lo que el apoyo es muy progresivo, entres como entres hasta que llegas a la cara interna donde te encuentras con un gran taco planote que permite un apoyo super estable. Lo bueno es que no está bajo una doble densidad dura como si fuera una zapatilla de soporte sino que la mediasuela, como vimos en el apartado anterior, permite cierta deformación en los bordes así que es un apoyo que no se detiene bruscamente.

Curiosamente, la zona media tiene mucho apoyo en el centro, pero no lo han tapado el arco y se podría pensar que no son especialmente aptas para corredores de mediopié pero, cuando vas corriendo con ellas, no lo notas en absoluto y vas tan a gusto con ellas cayendo con pie planote. Es más, casi hasta te incitan a ir apoyando un poco más adelantado para aprovechar el tacto delantero y la salida final que, como se afila y curva un poco, anima a hacerla rapidillo.

A nivel de durabilidad, diría que se les sacan unos buenos kilómetros, muchos dentro del segmento de las mixtas lo que es una gran noticia para quien quiera utilizarlas como zapatillas de entrenamientos alegres.

UPPER:

El upper de las Brooks Launch 4 llama la atención, sobre todo en su parte trasera porque da la sensación de ser un tanto plasticoso pero ya sabéis que no hay que fiarse de las apariencias.

Sobre la base de doble capa que se aprecia claramente en la zona delantera los refuerzos exteriores están impresos en 3D salvo, obviamente, el que hay en la puntera, bien contundente, casi demasiado para mi gusto pero como está bien posicionado, no molesta ni a los dedos ni genera “mordeduras” que puedan romper el upper prematuramente.

El antepié no sólo es amplio en todas sus dimensiones sino que, al no tener ningún tipo de elemento adicional, deja muchísima amplitud, permite mucha flexibilidad… Encantará a los de pies anchotes y a los que gusten de tener espacio para los dedos y los metatarsos. Si acaso, algunos podrían notar al principio un poco bajito el primer ojal pero es sólo hasta que se adapta un poco el upper.

La zona media me ha llamado la atención porque no recurre a las típicas estructuras que abrazan al pie con algún tipo de estructura externa o tiras pues la única que hay es la que llega desde el centro del talón hasta el primer ojal. Inicialmente pensé que sería malo para el ajuste del mediopié, sobre todo con tanta amplitud interior pero la verdad es que, una vez atadas, no he notado falta de sujeción en ningún momento y diría que son perfectamente válidas incluso para los pies finos.

La lengüeta es bastante gruesa, contundente pero se adapta muy bien al pie, no molesta nada, ni siquiera en la parte superior que aparenta ser un tanto orejona. A destacar la presilla que utiliza Brooks en muchos de sus modelos y que, en lugar de estar en la mitad y en el centro, está ubicada al final, en la parte exterior, eliminando cualquier tipo de movimiento indeseado de la lengüeta.

Los cordones son semiplanos, gruesos y atan perfectamente, no hace falta segundo nudo. No obstante, lo llamativo es el “mensaje oculto” que tienen en los agletsDig y Deep, una palabra en cada uno de ellos. No sé si será cierto o no pero, según la leyenda, ese Dig Deepproviene de algo que exclamó Chrissie Wellington en una entrevista tras haber ganado el Ironman de Kona de 2011 (lo corrió con unas Brooks T7 Racer y fue espectacular la carrera a pie que hizo).

En la zona trasera, como comentaba, mucho refuerzo exterior, pero finito y, al ser una zona más bien rígida y sin requisitos especiales, no afecta negativamente a su comportamiento. Es más, es una zona, a mi juicio, muy buena porque ofrece mucha amplitud sin sacrificar nada de soporte o sujeción. No sabría decir si es mejor el trabajo del contrafuerte o del collar, uno de los mejores que podéis encontrar en zapatillas mixtas.

Habrá zapatillas mixtas con una sujeción más férrea, con collares más finitos, más agradables al tacto… Pero muy poquitos van a ser tan completos y confortables como el de las Brooks Launch 4, que no tendría nada que envidiar al de unas zapatillas de entrenamiento de muy alta gama.

Acolchado con un grosor ideal, un tacto exquisito, zona del aquiles trabajada para evitar rozaduras y presiones innecesarias… Eso sí, dadle un par de oportunidades al principio porque al tener tanta contundencia, es posible que notéis algún roce inicial bajo los maléolos o aquiles.

La transpirabilidad no es especialmente destacable, sobre todo, si la comparamos con los uppers de papel de fumar que tienen algunas mixtas pero las Brooks Launch 4 dan una gran soporte y parece que la tela aguanta bastante bien el tute que le demos. No sé yo si será así en el caso de los refuerzos externos y qué tal irán en un uso especialmente intenso y continuado porque se me ha empezado a despegar un poquito donde engancha el primer ojal, zona que creo que puede sufrir en exceso las dobleces del ciclo de la pisada y que posiblemente sea un punto de mejora para la próxima versión (reforzar un poco más ese ojal, intentar evitar que se concentren en él tantas fuerzas…).

HORMA:

La horma de las Brooks Launch 4 es amplia, muy amplia, ideal para pies voluminosos(sobre todo, a lo ancho) y gente que requiera plantillas personalizadas. De hecho, diría que son (unas de) las mixtas idóneas para plantilleros porque, aun siendo neutras, tienen un chasis contundente y muy estable, es difícil que encuentren unas zapatillas de ese segmento más aptas para ello.

El antepié es muy ancho en la zona de los metatarsos y el upper es bastante permisivo, por lo que hay espacio de sobra aunque en la puntera afila bastante y, al tener el refuerzo fuertote, es posible que a algunos les de la sensación de requerir media talla más de la habitual. Recomiendo probarlas con calma, con los calcetines que vayamos a usar y cercionarnos de si es necesario porque, si las zapatillas que normalmente utilizamos ya nos quedan suficientemente holgadas, a lo mejor es preferible mantener la misma talla USA porque estamos hablando de unas zapatillas mixtas, teóricamente para ir alegrillo.

En mi caso, estoy con la misma talla y, tan a gusto, incluso en tiradas largas así que, por favor, probadlas bien, no os dejéis llevar por ese mito de que “en Brooks hay que subir media talla” porque lo mismo os quedan luego grandes y, siendo tan anchotas, la solución es complicada.

En la zona media el espacio es también importante y con buena base, de ahí lo que comento de las plantillas. Además, el arco es muy relajado así que son ideales para arcos bajos.

En cuanto al talón, pues más de lo mismo, amplitud a raudales que compensan con un collar de matrícula de honor que abraza al pie a la perfección y que, en el hipotético caso de que necesitáramos ceñirlo más, no hay más que utilizar el ojal adicional.

DINÁMICA DE LAS BROOKS LAUNCH 4:

Las dinámica de las Brooks Launch 4 las deja en tierra de nadie o las convierte en una especie de navaja suiza que las hace aptas prácticamente para todo? Si me preguntáis a mí, me decanto claramente por lo segundo, creo que tienen una dinámica muy jugosa, versátil y polivalente.

Son unas zapatillas mixtas clarísimamente por más que haya algunos números que parezca que las llevan más hacia el segmento de las zapatillas de entrenamiento pero, como he comentado en apartados anteriores, tienen un comportamiento en marcha que les permite desenvolverse como ambas cosas perfectamente, simplemente depende de quien las calza y de las ganas que tenga de pisar el acelerador.

No son especialmente ligeras y en el 8.5 USA que he probado me han salido unos 255 gramos (el 9 USA de referencia se va más allá de los 260 gramos) pero el reparto de pesos es muy bueno y lo concentran muy abajo así que al correr con ellas no las sientes pesadotas (amén de que tener el centro de gravedad tan bajo se gana en estabilidad).

Además, es de alabar la rebaja de peso que le han hecho respecto al modelo anterior porque han conseguido adelgazarlas sin que sea vea resentido el rendimiento (ojo, que hablamos de un recorte de unos veinte gramos que, en estos pesos es más que significativo porque hablamos de cerca de un 8% de adelgazamiento).

También pueden aparentar ser algo altas pero es sólo el número que da la medición porque ni de lejos te sientes desconectado del terreno y ese plus de mediasuela se agradece mucho cuando vas acumulando kilómetros con ellas. Ídem con el drop que aparenta ser inferior a los diez milímetros que salen cuando las mides.

La transición de la pisada es excelente, sin importar cómo has impactado inicialmente con el pie. De hecho, creo que son unas de las mixtas más permisivas con las técnicas de carrera no demasiado buenas porque aguantan muy bien los espuelazos que algunos le pegan con el talón y, sin entrometerse, ofrecen una buena guiada de la pisada y gran estabilidad. Todo ello, sin ponerse torponas para los que tengan un correr fluido y, de hecho, es una delicia correr a ritmos medios con ellas cayendo de mediopié porque es cuando sientes que vas con unas zapatillas casi de entrenamiento pero mucho más ágiles que las de ese segmento.

A ritmos medios, los kilómetros van cayendo como si nada y, si toca apretarles las tuercas y ponerlas por debajo de 4’/km, no van a plantearte problemas, si acaso, si vas a hacer muchos giros bruscos o arrancadas y paradas porque ahí sí que notarás algo que son algo altas pero, si no, nada, que te echen lo que quieran que siempre vas a poder responder con tus Brooks Launch 4.

Lo mismo con los terrenos, tira por donde quieras y sólo preocúpate de si es suelo liso mojado, en cuyo caso, mejor que busques algo de tierrecilla o la parte seca o, si no queda otra, pisa con firmeza y trata de minimizar los resbaloncillos que seguramente irás dando.

Ah, un consejo, no te dejes guiar sólo por la impresión que te den al calzarlas por primera vez, dales una oportunidad porque seguramente descubras un diamante en bruto, unas zapatillas comodín que te darán muy buen servicio para entrenamientos cañerillos, rodajes, competiciones de media y larga distancia.